Existen dos tipos principales de techos curvos, a través de este artículo le explicaremos sus características y usos, a fin de que pueda elegir el que más convenga a su empresa.

Por un lado se encuentran los de membrana. Estos se apoyan sobre muros o vigas, actúan como soporte de la cubierta. Su fabricación es hecha con flechas de 20% a 35% de ancho total. Dichas flechas son usadas pues pueden reducir los costos en hasta un 20%, lo que resulta muy conveniente.

Por otro, están los techos semicirculares. Éstos son cubiertas que se desplazan del nivel de terreno por una trabe de cimentación corrida. De esta manera el arco actúa como cubierta y como muro al mismo tiempo. Existe la posibilidad de producir las cubiertas en flechas de 35 y 50% de ancho total.

Lo invitamos a contactar a nuestros expertos y tomar la mejor decisión sobre cual estructura es la más conveniente a sus necesidades.